esto es una prueba

 

Ofrecemos un coche especial para un día inolvidable.

Se trata de un popular y elegante Citroën negro de 1952 conducido por un chofer con alta experiencia y uniformado.

Recogemos a la novia en su domicilio y la llevamos al lugar de la ceremonia, donde esperamos que ésta se celebre, para trasladar a los recien casados hasta el lugar elegido para la sesión fotográfica. Durante el trayecto ofrecemos una copa de cava para poder hacer el primer brindis.

Después de la sesión fotográfica, donde nuestro coche ofrece unas elegantes tomas inolvidables, llevamos a la feliz pareja hasta el banquete, donde terminan nuestros servicios.